martes, 11 de diciembre de 2012

ROSCOS DUROS DE MOTRIL



Hoy os traigo unos roscos típicos de mi tierra; un sabor que me trae recuerdos de antaño...Antiguamente, estos dulces se compraban en las panaderías de barrio en época de Semana Santa, recuerdo que era capaz de comerme dos o tres de una sentada y es que ese aroma a anís, me encantaba...

En la actualidad, ya los podemos comprar durante todo el año y en parte, han perdido algo de ese "encanto". No es lo mismo esperar todo un año para degustar un rico dulce que poder adquirirlo en cualquier época.

Hace mucho tiempo que andaba buscando la receta, y mira por donde, mi amiga Claudia; cuyos padres han tenido una panadería durante muchos años, me comentó que su hermano me podía dar la receta original que elaboraban en su obrador.

Una receta sencilla por sus ingredientes y elaboración; como única "pega" decir que son duros de nombre y de comer, así que hay que cuidar de morderlos con "cariño" si no queremos que peligren nuestras piezas dentales jajaja....A parte bromas, estos no me han salido demasiado duros, por fuera son crujientes pero por dentro quedan blandos y muy ricos...

ROSCOS DUROS DE MOTRIL
(Receta familiar de mi amiga Claudia)

Ingredientes:

Un kilo de harina de la de hacer pan (la podéis comprar en panaderías)*
500 gr. de azúcar
250 ml de vino blanco de buena calidad
250 ml de aguardiente ( tipo anís del mono seco)
250 ml de aceite de oliva virgen extra
30 gr. de matalahuga
10 gr. de ajonjolí
Una pizca de sal

*Dependiendo del tipo de harina podremos necesitar algo mas de cantidad, iremos añadiendo poco a poco hasta conseguir la consistencia de una masa manejable y que no se pega en las manos.


Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes excepto la harina en un bol amplio y mezclamos con una cuchara o espátula.

Añadimos la mitad de la harina y mezclamos con una cuchara de madera, incorporamos el resto de harina y amasamos hasta conseguir una masa muy manejable. Podemos hacer todo el proceso en amasadora, aunque yo lo hice todo  a mano, al estilo antiguo jejeje....

Dejamos reposar la masa tapada con film, una media hora. Mientras encendemos el horno para que se vaya calentando a unos 200º-210º.

Para que me salieran todos los roscos del mismo tamaño, fui pesando porciones de masa de unos 85-90 gr. formaba una bola y de ahí, hacía una tira rodando la masa por la superficie de trabajo; unimos ambos extremos y vamos poniendo los roscos en la bandeja del horno preparada con papel sulfurizado.

Horneamos a 210º, calor arriba y abajo con aire durante 20-30 minutos (es lo que me tardaron a mi) Cuando tengan un bonito color dorado, sacamos a una rejilla para que enfríen. Podemos partir uno para comprobar si está bien cocido por dentro; de no ser así los dejaremos unos minutos mas.

Mientras se hornean, el aroma que desprenden se esparce por toda la casa, una delicia...¿Os animáis?


14 comentarios:

Lidia de la O dijo...

Hace poco hice una receta muy parecida a ésta, pero de harina no me daban cantidades y me colé, muy muy difícil manejar la masa, y me salieron horrorosos, pero buenísimos de sabor. Los míos tampoco están duros por dentro, y yo los prefiero así, que los otros ya están duros de más, no?. Me gustan como han quedado y ya cuando acabe la Navidad y volvamos a la normalidad probaré con tu receta, porque creo que antes no me va a dar tiempo, tengo que preparar muchos dulces navideños aún. Un beso y muchas gracias por compartir la receta.

Ingrid dijo...

amiga de verdad que se ven exquisitos, me imagino el aroma recién horneado y comiéndolos con "café con leche" bien cremoso como nos gusta en mi tierra saborear este tipo de pan. Gracias por compartir tus recetas. Un abrazo desde Venezuela.

Lola velasco dijo...

Susana, estos roscos los tengo que hacer, me encatan y me has hecho feliz jajaja.
Besitos guapísima.

Alicia dijo...

Seguro que deliciosos con ese aroma a anís y matalahuga, besitos de La dulce Ali

PINKY dijo...

Estos roscos tienen que tener un sabor ideal ,pero me da miedo hacerlos y que resulten demasiado duros para los gustos de mi familia
besinos

Susana dijo...

Hola Lidia, pues yo he visto tus roscos y no me han parecido nada feos, todo lo contrario; estos roscos son algo rústicos ya sabes...Si el tiempo te da y los haces, ya me cuentas que tal..Un beso, guapa.





Ingrid, gracias a ti por escribirme desde tan lejos, eres muy amable, un beso.




Jajaja, Lola, a mi también me gustan mucho; me alegro de haber aportado un pedacito de felicidad con esta receta, un beso, guapa!




Alicia, son (bueno, eran porque ya no queda ni uno jijiji) riquísimos! Gracias por tu comentario, un besito.





Pinky, si te gusta la receta, no te de miedo a probarla; haz la mitad de las cantidades y procura que no se doren mucho en en horno, así no quedan nada duros; quedan blanditos por dentro. Gracias por tu visita, un besito, guapa

María dijo...

Unos roscos fantasticos de esos de toda la vida, que son las recetas mas valiosas, me han encantado. Besicos

Susana dijo...

Gracias María, un besito.

Mila dijo...

Tienen que estar muy ricos, esperemos que con los blogs no se pierdan todas estas recetas antiguas tan buenas.
besos

http://www.facebook.com/lagatacuriosa

Susana dijo...

Mila, están muy buenos; espero que precisamente a muchos blogs, todas estas recetas de nuestras madres y abuelas no se pierdan y puedan seguir "vivas" en nuestro recuerdo y nuestras cocinas. Un saludo.

Emme dijo...

Estimada Susana, muy ricas las recetas que nos compartes.
Voy a tomar prestada tu receta de los roscos y la voy a preparar para este Año Nuevo...es que me recuerdan unos que preparaba mi abuela Carmela (yo vivo en Uruguay, pero mi abuela y su familia vinieron aquí desde España). Recuerdo que las guardaba en una lata grande que tenía como una ventana de vidrio y a mi me encantaba ver las "rosquitas" como les decía ella a través del vidrio.
De sólo hablar de ello me vienen las nostalgias y el sentir de mi niñez con mi abuela...qué cosas lindas me hiciste recordar, gracias!
Así que querida amiga, las haré y publicaré en mi blog el resultado.
Un beso y Feliz Año Nuevo!
Emme

Susana dijo...

Querida Emme, me emociona leer tus palabras, de verdad que es muy grato saber que una simple receta, puede traer bonitos recuerdos a alguien. Espero que sean los más parecidos a los que preparaba tu querida abuela; para que vuelvas a sentir esos sabores de tu niñez. Cuéntame si los haces, qué tal ¿vale? Un beso y Feliz y Dulce Año Nuevo.

Emme dijo...

Querida Susana hice los Roscos y quedaron riquísimos! Me dieron muchas satisfacciones y ya te digo que voy a tener que preparar seguido esa receta porque a mi hijo y a mi esposo les encantaron!
En mi blog publiqué unas fotos de cómo quedaron, así que si quieres me visitas y les das una ojeada, sabes que siempre eres muy bienvenida.
Un beso grande felicidades para este nuevo año y muchas gracias por tu generosidad.

Susana dijo...

Querida Emme, cuanto me alegro de que te salieran bien los roscos; son mis favoritos. Me voy a pasar por tu blog, para ver esa delicia. Un beso y feliz año.