viernes, 26 de febrero de 2016

BOLLITOS DE LECHE CON ACEITE DE OLIVA


Los que me soléis visitar ya conoceréis mi "debilidad" por la bollería casera; y es que  no hay mayor satisfacción que ver el proceso de elaboración de estos dulces. Disfruto mezclando ingredientes y metiendo las manos en la masa; luego viene el "milagro" de la fermentación y la maravillosa transformación de la masa en el horno. Y para terminar, esa sensación de bienestar que produce el delicioso aroma mientras se hornean y que se esparce por toda la casa....

La receta está sacada de un pequeño libro de repostería Monacal que compré hace años. Las cantidades las he tenido que reducir porque eran casi industriales, así que dividí la receta por cuatro y este es el resultado...

BOLLITOS DE LECHE CON ACEITE DE OLIVA

Ingredientes:

Pre fermento:

125 ml de agua
125 gr. de harina de fuerza
10 gr. de levadura fresca de panadería

Masa:

1 huevo L
125 ml. de agua
125 ml de aceite de oliva virgen extra
250 ml de leche entera
100 gr. de azúcar
10 gr. de miel
15 gr. de levadura fresca de panadería
750 gr. de harina de fuerza
una pizca de bicarbonato
5 gr. de sal
ralladura de limón (opcional)


Elaboración:

La noche anterior elaboramos el pre fermento; disolvemos la levadura en el agua y mezclamos con la harina hasta conseguir una mezcla homogénea. Dejamos reposar una media hora y la metemos en la nevera para que fermente durante toda la noche.

A la mañana siguiente, sacamos el pre fermento de la nevera un par de horas antes de ponernos con la elaboración de la masa.

Para amasar he utilizado mi panificadora; ponemos el huevo batido, la levadura disuelta en la leche, el pre fermento, la miel, el azúcar y la mitad del agua ( no ponemos los 125 ml de golpe, según veamos la textura de la masa, se la añadimos poco a poco). Por último incorporamos la harina, el bicarbonato y la sal; ponemos el programa solo amasado, cuando termine, dejamos reposar unos 15 minutos y volvemos a poner el mismo programa.

Cuando veamos la masa con una textura suave y sedosa ya estará lista para pasarla a un bol aceitado y tapada con film, para que doble su tamaño.




Una vez ha fermentado, ponemos la masa sobre la encimera aceitada, des gasificamos y hacemos porciones de unos 70 gr. (con ese peso nos salen 24 bollitos), boleamos y formamos los bollitos. Ponemos las piezas en la bandeja del horno preparada con papel sulfurizado y dejamos de nuevo levar.

Pre calentamos el horno calor arriba y abajo a 180º.

Le damos tres pequeños cortes a cada bollo y los pintamos con leche; metemos en el horno durante 10-15 minutos. Cuando tengan un bonito color dorado, los sacamos a una rejilla para que se enfríen. 


NOTAS:
Como casi toda la bollería, congelan y des congelan en el micro perfectamente; lo cual es ideal porque salen muchas piezas y así podemos tenerlos a mano, cuando nos apetezca darnos un "capricho" para un desayuno o una rica merienda. 




7 comentarios:

Marisa G dijo...

Hola Susana. Hacía tiempo que no me pasaba, pero ha sido ver estos bollitos en blogovin y no he tardado ni medio segundo en visitarte, copiar la receta y guardarla en favoritos.
Tienen una pinta estupenda y no llevan mantequilla, por lo que aún me gustan más.
Un acierto de receta y unas buenas manos.
Un beso y feliz fin de semana.

Susana dijo...

Hola Marisa, muchas gracias por tu visita. La verdad es que salen unos bollos muy esponjosos y ricos. Merece la pena hacerlos, ya me contarás si te animas. Un beso.

Monica dijo...

Hola Susana linda!!! Como estas??
Estos bollitos son una hermosura!!! Que divinos!!! Y se adivinan riquisimos!!!
Ya me guardo la receta para hacerla y te contare ;-)
Sos una geniaaa y no me canso de decirlo!!! Besotes

Susana dijo...

Hola Monica, siempre tienes bonitas palabras para escribirme; sin duda te recomiendo estos bollitos porque son tan tiernos y esponjosos que no podrás comer solo uno. Además, si te gusta la combinación dulce-salado, puedes rellenarlos de foie, jamón cocido, queso....La verdad es que a mi me han gustado mucho, espero que si los haces, también te gusten. Un besazo enorme, preciosa.

ecos de ubeda dijo...

me gusta

Anónimo dijo...

Que pinta más apetecible se ven muy tiernos y esponjosos , yo nunca utilizo aceite de oliva por el intenso sabor que tiene, siempre uso para la repostería de girasol por ser un sabor neutro, así que me anoto tú receta pero cambiando el aceite,gracias.

Susana dijo...

Hola anónimo (lo siento pero no me dijiste tu nombre :) ) Los bollitos salen muy ricos y lo de utilizar aceite de oliva es porque me gusta mucho su sabor pero eso va en gustos; si a ti no te gusta mucho, puedes usar perfectamente el aceite de girasol o de oliva pero algo mas suave. Gracias por tu visita, un saludo.