domingo, 6 de marzo de 2016

ALBÓNDIGAS DE BACALAO EN SALSA DE GAMBAS



Hoy toca algo salado; siiii ya sé que el 99 % de las recetas que publico son dulces o panes, pero estas albóndigas quedaron tan buenas que no he podido resistirme a compartirlas con todos vosotros.

La receta no tiene mucha complicación; es algo laboriosa, si, pero el resultado bien merece la pena. El único requisito para que la receta salga bien rica, es utilizar productos frescos.

ALBÓNDIGAS DE BACALAO EN SALSA DE GAMBAS

Ingredientes:

Para las albóndigas:

Unos 800 grs. de bacalao fresco
Un huevo M
Miga de pan del día anterior
Algo de leche para remojar el pan
Perejil fresco finamente picado
Ajo y cebolla en polvo
Pimienta recién molida
Sal
Harina para rebozar
Aceite de oliva virgen extra, para freir

Para la salsa:

200 gr. de gamba fresca (peso ya pelada)
Caldo de cocer las cabezas de las gambas
Una cebolla
Un par de dientes de ajos
Pimentón dulce o picante (a gusto)
Una guindilla (opcional)
Perejil picado
Vino blanco
Sal
Dos cucharaditas de maicena (para ligar la salsa)

Elaboración:

Limpiamos el bacalao bien de espinas y quitamos la piel. Yo he picado la carne del bacalao a cuchillo pero si os gusta mas fina, podéis utilizar una picadora.

Ponemos la carne del bacalao en un bol y le añadimos los demás ingredientes de la masa, mezclamos bien;  dejamos un par de horas para que se mezclen bien todos los sabores.

Formamos las albóndigas, las enharinamos y las vamos friendo en una cazuela con aceite de oliva; solo dorarlas y sacar a una fuente con papel absorbente. Reservamos.

Quitamos parte del aceite de la fritura y salteamos las gambas un par de minutos. Las sacamos y reservamos también.

En la misma cazuela, pochamos la cebolla y los dientes de ajos a fuego suave. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos las albóndigas y regamos con el caldo de la cocción de las cabezas de las gambas. Espolvoreamos con perejil picado e incorporamos las gambas. 

Movemos la cazuela con delicadeza pues las albóndigas son algo delicadas y se pueden romper. Si vemos que la salsa está algo clarita, disolvemos un par de cucharaditas de maicena en un poco de agua y se la echamos para que espese un poco. Dejamos cocer un par de minutos y ¡listo! 

¡Buen provecho!











2 comentarios:

Roski Noia dijo...

El bacalao es fresco o vale desalado ? Gracias un bico

Susana dijo...

Hola Roski Noia; el bacalao que he usado es fresco (lo menciono en los ingredientes). Un beso, guapa.