martes, 31 de mayo de 2016

MUFFINS CON CHIPS DE CHOCOLATE Y PERLAS DE AZÚCAR


¡¡¡Holaaaa!!! ¿Seguís ahiiiiií? Si; tengo que pasar lista porque hace muuuucho que no publico y seguramente que habréis pensado que me había tomado unas vacaciones muuuy largas! jajaja...

Quiero pediros disculpas nuevamente; y es que cada vez que tengo un "parón reposteril" me siento en deuda con todos vosotros; pero espero que me comprenderéis y perdonaréis estas "ausencias" ¿siiii?.

El sábado pasado haciendo la compra, vi un paquete de perlas de azúcar "Acor" y no pude resistir ponerlo en la cesta; ¿para qué? pues como casi todo lo que compro de repostería, primero compro y luego me digo...."ya me servirá para algo"....Lo confieso, soy una compradora compulsiva de ingredientes para repostería jajajaja...

Y aprovechando que en el mismo paquete venía una receta de muffins pues el domingo me puse manos a la masa. Es una receta muy sencilla en ingredientes y elaboración; no se necesita mas que un par de bols y unas varillas de mano.
En esta ocasión no "tuneé" nada (pero tuve la tentación jajaja), tan solo doblé las cantidades de los ingredientes para obtener mas muffins.

Vamos con la receta:

MUFFINS CON CHIPS DE CHOCOLATE Y PERLAS DE AZÚCAR

Ingredientes para 18 muffins grandes

400 gr. de harina de repostería
200 gr. de agua
220 gr. de aceite de oliva virgen extra
180 gr. de azúcar
4 huevos L
20 gr. de levadura Royal
200 gr. de perlas de chocolate negro
100 gr. de perlas de azúcar (para decorar)
Una pizca de sal


Elaboración:

Pre calentar el horno calor arriba y abajo a 180º. Preparamos las bandejas para muffins poniendo càpsulas de papel.

Mezclar enérgicamente el aceite y el agua en un bol; añadir los huevos batidos y el azúcar.
En otro bol, tamizar la harina junto con la levadura y la sal; incorporamos la mezcla de líquidos anterior y mezclamos bien. Añadimos los chips de chocolate reservando unos pocos para poner a algunos muffins por encima.
Queda una masa algo líquida, no pasa nada, es así.

Rellenamos las cápsulas con la masa pero sin llegar hasta arriba, como uno dos tercios del total.
Horneamos a 180º durante unos 25-30 minutos; vigilando el horno para que no se pasen de cocción pues el tiempo es orientativo ya que cada horno es diferente. Transcurrido el tiempo, comprobamos con una brocheta que están bien hechos y sacamos a una rejilla. Dejamos reposar unos minutos antes de des moldar.

¡Buen provecho!







No hay comentarios: