miércoles, 22 de junio de 2016

TARTA SUPER GOLOSA TODO CHOCOLATE


Un año mas quiero compartir la tarta de cumpleaños que le hice a mi hija; cumplió 22 añazos, toda una mujer de la que nos sentimos muy orgullosos, aunque sigue siendo la misma niña de siempre.
Le encanta todo lo que lleve chocolate ¿se nota, no? jajaja. Este año la tarta ha sido sorpresa, sorpresa; ella llevaba meses dejando "caer" fotos de tartas en mi face para que me diera por "aludida" jajajaja.

Me puse en mi papel y le dije que ya era mayor para andar haciéndole tartas y que este año yo no tenía ganas de ponerme a hornear. Conseguí ponerme tan seria que se lo creyó todo jajajaja.... ¿pero cómo iba a dejar a la niña de mis ojos sin su tarta? No me ha resultado nada complicado llevar en "secreto" la elaboración pues este año está trabajando y he aprovechado que no estaba en casa para hacer esta bomba de relojería calórica jajaja...

El diseño mas o menos lo tenía claro; montones de chocolatinas y dulces varios serían la decoración, el relleno una swiss merengue buttercream de dulce de leche y el bizcocho de chocolate. Pero necesitaba un bizcocho de chocolate que fuese lo más! y creo que acerté en la elección. Tras buscar por algunos blogs me decanté por una receta de Yoly del blog "Miss Sugar"; concretamente la del CHOCOLATE EXTREME CAKE;  y no me equivoqué, porque es sumamente delicioso y delicado.

Vamos con la elaboración, un poco larga pero os aseguro que merece la pena.

BIZCOCHO SUPER JUGOSO DE CHOCOLATE

Necesitaremos dos moldes de 20 cm cada uno, no es necesario que sean altos porque vamos a repartir la masa en ambos.

Ingredientes para el bizcocho:

400 gr. de azúcar
220 gr. de harina de repostería
65 gr. de cacao VALOR
1 y 1/2 (una y media) cucharaditas de bicarbonato
1 y 1/2 (una y media) cucharaditas de levadura Royal
Una pizca de sal
2 huevos L
230 ml de leche
120 ml de aceite de girasol
235 ml de agua hirviendo
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Ingredientes para el relleno:

100 gr. de claras de huevo
200 gr. de azúcar
300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
Dulce de leche (a discreción jajaja)

Cobertura:

300 gr. de chocolate postres Nestlé
300 gr. de nata para montar

Adornos:

A vuestro gusto; como podéis ver he puesto Kit Kat, lacasitos, Huesitos blancos y de chocolate; alfajores argentinos, barquillos, bolitas de chocolate.....

Elaboración:

Pre calentamos el horno a 170º  calor arriba y abajo.
Forramos los moldes con papel de horno y pulverizamos con spray desmoldante.

En un bol tamizamos los ingredientes secos y los mezclamos.
Añadimos los huevos, la leche, el aceite y la esencia de vainilla. Unimos todo.
Cuando esté todo bien integrado, añadimos el agua hirviendo y removemos hasta que quede una mezcla homogénea. 
La masa resulta bastante líquida; no os asustéis es así, mas que masa parece un batido de chocolate jajaja.

Repartimos la mezcla en los dos moldes a partes iguales y horneamos unos 35-40 minutos. Vigilad porque como siempre os digo, cada horno es un mundo. Una vez transcurrido el tiempo,  comprobamos con una brocheta que están bien cocidos y sacamos a una rejilla.
Es importante dejarlos enfriar dentro de los moldes; no os aconsejo ni siquiera que estén tibios, han de estar bien fríos porque son tan delicados y tiernos que se pueden romper si los des moldamos calientes.

Una vez bien fríos, los sacamos de los moldes y  los envolvemos en film transparente para dejarlos reposar hasta el día siguiente.
Es aconsejable hacer los bizcochos con uno o dos días de antelación para que se asienten y podamos cortarlos sin problemas.




Cuando vayamos a montar la tarta elaboramos el relleno. En esta ocasión elegí una swiss merengue buttercream de dulce de leche. La receta de esta deliciosa crema es bien sencilla de recordar 1-2-3.
1 parte de claras de huevo
2 partes de azúcar
3 partes de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Poner en un bol que aguante el calor 100 gr. de claras de huevo y 200 gr. de azúcar, lo llevamos al baño de vapor;  es decir, ponemos el bol sobre una olla con un poco de agua hirviendo asegurándonos que el agua no toque el recipiente donde tenemos las claras porque se cuajarían.
Removemos con unas varillas hasta que notemos que el azúcar se ha disuelto (tocamos un poco con dos dedos y no se deben de notar los granitos de azucar).
Montamos la mezcla de claras y azúcar con un robot de cocina ( yo lo hice en mi amasadora), Debe de quedar un merengue muy firme, que haga picos así que no os digo el tiempo. Una vez lo tengamos bien brillante y firme, metemos el bol en un recipiente con agua fría para que el merengue se enfríe antes de añadirle la mantequilla ya que si está caliente, ésta se derretiría y se nos estropearía la crema.
Cuando el merengue esté tibio, lo volvemos a poner en la amasadora y en velocidad media vamos añadiendo poco a poco pegotitos de mantequilla hasta incorporarla toda.
Añadimos el dulce de leche (esto a ojo y a gusto de cada uno) y batimos un poco mas a velocidad algo mas alta. Nos debe de quedar una crema suave y muy sedosa, tal que así:


Montaje de la tarta:

Dividimos cada bizcocho en dos mitades; ponemos una buena capa de relleno;
untamos los laterales y la parte superior con una primera capa de crema (para tapar las migas) y la metemos en la nevera para que se endurezca un poco.

Mientras, hacemos una ganache de chocolate con 300 gr. de chocolate y otros 300 gr. de nata. Calentamos la nata en el micro y cuando esté a punto de hervir, añadimos el chocolate troceado; removemos para que con el calor de la nata, el chocolate se derrita. Reservamos para que se atempere.

Damos una segunda capa de crema y vuelta a la nevera.

Cuando tengamos la tarta bien fría le ponemos una capa de ganache que ha de estar a temperatura ambiente para que no derrita la capa de crema ya que la misma es gran parte mantequilla y si el chocolate está caliente, se derretiría.

Metemos de nuevo en la nevera.

Y ya solo queda adornar a nuestro gusto, ya veis que lo mío es una osadía a la operación bikini, pero ver la cara de felicidad y sorpresa de mi hija, bien vale la pena ¿no os parece?

  







2 comentarios:

Monica dijo...

Hola Su!!! Que tremenda torta chocolatosa le has creado para tu hija y ella feliz, no es para menos!!! Que delicia!!!!
Gracias por compartir la receta!!!
Es muy facil de hacer el biscocho en si, es solo mezclar y listo, no hay que batir, que maravilla!!! jajaja
Aun no me he animado a probar al buttercream de merengue suizo y si tu dices que esta buena yo te creo jajaja no queda con sabor a manteca? Tengo ganas de hacerla con sabor a frambuesa o algun fruto rojo similar ...
BESAZO GUAPA!!!! Y arriba el chocolate!!!!

Susana dijo...

Hola Mónica! Siempre es grato leerte por aquí (bueno, y por el face jajaja). Como dices, la receta del bizcocho es super sencilla de elaborar y el resultado delicioso.

En cuanto a la buttercream te animo a que la hagas porque en cuanto la pruebes, será una de tus cremas de relleno favoritas. No sabe para nada a manteca, es suave, sedosa y no se nota el grano del azúcar como en la buttercream normal.
Además, puedes añadir cualquier sabor; puré o mermelada de frutas, chocolate, crema de cacahuete, dulce de leche, etc....
Hace unos años la tarta de cumpleaños de mi hija era un Bob esponja con el relleno de swiss merengue buttercream de fresa y era uuuuuuummmm!!!!

Besos, linda!!!