miércoles, 22 de junio de 2016

TARTA SUPER GOLOSA TODO CHOCOLATE


Un año mas quiero compartir la tarta de cumpleaños que le hice a mi hija; cumplió 22 añazos, toda una mujer de la que nos sentimos muy orgullosos, aunque sigue siendo la misma niña de siempre.
Le encanta todo lo que lleve chocolate ¿se nota, no? jajaja. Este año la tarta ha sido sorpresa, sorpresa; ella llevaba meses dejando "caer" fotos de tartas en mi face para que me diera por "aludida" jajajaja.

Me puse en mi papel y le dije que ya era mayor para andar haciéndole tartas y que este año yo no tenía ganas de ponerme a hornear. Conseguí ponerme tan seria que se lo creyó todo jajajaja.... ¿pero cómo iba a dejar a la niña de mis ojos sin su tarta? No me ha resultado nada complicado llevar en "secreto" la elaboración pues este año está trabajando y he aprovechado que no estaba en casa para hacer esta bomba de relojería calórica jajaja...

El diseño mas o menos lo tenía claro; montones de chocolatinas y dulces varios serían la decoración, el relleno una swiss merengue buttercream de dulce de leche y el bizcocho de chocolate. Pero necesitaba un bizcocho de chocolate que fuese lo más! y creo que acerté en la elección. Tras buscar por algunos blogs me decanté por una receta de Yoly del blog "Miss Sugar"; concretamente la del CHOCOLATE EXTREME CAKE;  y no me equivoqué, porque es sumamente delicioso y delicado.

Vamos con la elaboración, un poco larga pero os aseguro que merece la pena.

BIZCOCHO SUPER JUGOSO DE CHOCOLATE

Necesitaremos dos moldes de 20 cm cada uno, no es necesario que sean altos porque vamos a repartir la masa en ambos.

Ingredientes para el bizcocho:

400 gr. de azúcar
220 gr. de harina de repostería
65 gr. de cacao VALOR
1 y 1/2 (una y media) cucharaditas de bicarbonato
1 y 1/2 (una y media) cucharaditas de levadura Royal
Una pizca de sal
2 huevos L
230 ml de leche
120 ml de aceite de girasol
235 ml de agua hirviendo
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Ingredientes para el relleno:

100 gr. de claras de huevo
200 gr. de azúcar
300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
Dulce de leche (a discreción jajaja)

Cobertura:

300 gr. de chocolate postres Nestlé
300 gr. de nata para montar

Adornos:

A vuestro gusto; como podéis ver he puesto Kit Kat, lacasitos, Huesitos blancos y de chocolate; alfajores argentinos, barquillos, bolitas de chocolate.....

Elaboración:

Pre calentamos el horno a 170º  calor arriba y abajo.
Forramos los moldes con papel de horno y pulverizamos con spray desmoldante.

En un bol tamizamos los ingredientes secos y los mezclamos.
Añadimos los huevos, la leche, el aceite y la esencia de vainilla. Unimos todo.
Cuando esté todo bien integrado, añadimos el agua hirviendo y removemos hasta que quede una mezcla homogénea. 
La masa resulta bastante líquida; no os asustéis es así, mas que masa parece un batido de chocolate jajaja.

Repartimos la mezcla en los dos moldes a partes iguales y horneamos unos 35-40 minutos. Vigilad porque como siempre os digo, cada horno es un mundo. Una vez transcurrido el tiempo,  comprobamos con una brocheta que están bien cocidos y sacamos a una rejilla.
Es importante dejarlos enfriar dentro de los moldes; no os aconsejo ni siquiera que estén tibios, han de estar bien fríos porque son tan delicados y tiernos que se pueden romper si los des moldamos calientes.

Una vez bien fríos, los sacamos de los moldes y  los envolvemos en film transparente para dejarlos reposar hasta el día siguiente.
Es aconsejable hacer los bizcochos con uno o dos días de antelación para que se asienten y podamos cortarlos sin problemas.




Cuando vayamos a montar la tarta elaboramos el relleno. En esta ocasión elegí una swiss merengue buttercream de dulce de leche. La receta de esta deliciosa crema es bien sencilla de recordar 1-2-3.
1 parte de claras de huevo
2 partes de azúcar
3 partes de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Poner en un bol que aguante el calor 100 gr. de claras de huevo y 200 gr. de azúcar, lo llevamos al baño de vapor;  es decir, ponemos el bol sobre una olla con un poco de agua hirviendo asegurándonos que el agua no toque el recipiente donde tenemos las claras porque se cuajarían.
Removemos con unas varillas hasta que notemos que el azúcar se ha disuelto (tocamos un poco con dos dedos y no se deben de notar los granitos de azucar).
Montamos la mezcla de claras y azúcar con un robot de cocina ( yo lo hice en mi amasadora), Debe de quedar un merengue muy firme, que haga picos así que no os digo el tiempo. Una vez lo tengamos bien brillante y firme, metemos el bol en un recipiente con agua fría para que el merengue se enfríe antes de añadirle la mantequilla ya que si está caliente, ésta se derretiría y se nos estropearía la crema.
Cuando el merengue esté tibio, lo volvemos a poner en la amasadora y en velocidad media vamos añadiendo poco a poco pegotitos de mantequilla hasta incorporarla toda.
Añadimos el dulce de leche (esto a ojo y a gusto de cada uno) y batimos un poco mas a velocidad algo mas alta. Nos debe de quedar una crema suave y muy sedosa, tal que así:


Montaje de la tarta:

Dividimos cada bizcocho en dos mitades; ponemos una buena capa de relleno;
untamos los laterales y la parte superior con una primera capa de crema (para tapar las migas) y la metemos en la nevera para que se endurezca un poco.

Mientras, hacemos una ganache de chocolate con 300 gr. de chocolate y otros 300 gr. de nata. Calentamos la nata en el micro y cuando esté a punto de hervir, añadimos el chocolate troceado; removemos para que con el calor de la nata, el chocolate se derrita. Reservamos para que se atempere.

Damos una segunda capa de crema y vuelta a la nevera.

Cuando tengamos la tarta bien fría le ponemos una capa de ganache que ha de estar a temperatura ambiente para que no derrita la capa de crema ya que la misma es gran parte mantequilla y si el chocolate está caliente, se derretiría.

Metemos de nuevo en la nevera.

Y ya solo queda adornar a nuestro gusto, ya veis que lo mío es una osadía a la operación bikini, pero ver la cara de felicidad y sorpresa de mi hija, bien vale la pena ¿no os parece?

  







martes, 31 de mayo de 2016

MUFFINS CON CHIPS DE CHOCOLATE Y PERLAS DE AZÚCAR


¡¡¡Holaaaa!!! ¿Seguís ahiiiiií? Si; tengo que pasar lista porque hace muuuucho que no publico y seguramente que habréis pensado que me había tomado unas vacaciones muuuy largas! jajaja...

Quiero pediros disculpas nuevamente; y es que cada vez que tengo un "parón reposteril" me siento en deuda con todos vosotros; pero espero que me comprenderéis y perdonaréis estas "ausencias" ¿siiii?.

El sábado pasado haciendo la compra, vi un paquete de perlas de azúcar "Acor" y no pude resistir ponerlo en la cesta; ¿para qué? pues como casi todo lo que compro de repostería, primero compro y luego me digo...."ya me servirá para algo"....Lo confieso, soy una compradora compulsiva de ingredientes para repostería jajajaja...

Y aprovechando que en el mismo paquete venía una receta de muffins pues el domingo me puse manos a la masa. Es una receta muy sencilla en ingredientes y elaboración; no se necesita mas que un par de bols y unas varillas de mano.
En esta ocasión no "tuneé" nada (pero tuve la tentación jajaja), tan solo doblé las cantidades de los ingredientes para obtener mas muffins.

Vamos con la receta:

MUFFINS CON CHIPS DE CHOCOLATE Y PERLAS DE AZÚCAR

Ingredientes para 18 muffins grandes

400 gr. de harina de repostería
200 gr. de agua
220 gr. de aceite de oliva virgen extra
180 gr. de azúcar
4 huevos L
20 gr. de levadura Royal
200 gr. de perlas de chocolate negro
100 gr. de perlas de azúcar (para decorar)
Una pizca de sal


Elaboración:

Pre calentar el horno calor arriba y abajo a 180º. Preparamos las bandejas para muffins poniendo càpsulas de papel.

Mezclar enérgicamente el aceite y el agua en un bol; añadir los huevos batidos y el azúcar.
En otro bol, tamizar la harina junto con la levadura y la sal; incorporamos la mezcla de líquidos anterior y mezclamos bien. Añadimos los chips de chocolate reservando unos pocos para poner a algunos muffins por encima.
Queda una masa algo líquida, no pasa nada, es así.

Rellenamos las cápsulas con la masa pero sin llegar hasta arriba, como uno dos tercios del total.
Horneamos a 180º durante unos 25-30 minutos; vigilando el horno para que no se pasen de cocción pues el tiempo es orientativo ya que cada horno es diferente. Transcurrido el tiempo, comprobamos con una brocheta que están bien hechos y sacamos a una rejilla. Dejamos reposar unos minutos antes de des moldar.

¡Buen provecho!







jueves, 24 de marzo de 2016

COCA DE CHOCOLATE Y MANZANA

 
Ya toca otra receta ¿no? que ultimamente estoy de una "vagancia" que no es normal jajaja...

Hoy os traigo un bizcocho de chocolate jugoso y tierno a mas no poder. Buscando por la red encontré esta receta en el blog "Tarta de manzaza" aunque he de confesar que la tuneé un poquito para aprovechar unas claras y unas manzanas que se me estaban quedando algo pochas y no está la cosa como para andar tirando comida. 
Bien, vamos con la receta...

COCA DE CHOCOLATE Y MANZANA

Ingredientes:

325 gr. de harina de repostería
250 gr. de azúcar
70 gr. de cacao puro VALOR
250 ml de leche (he puesto dos natillas de chocolate)
150 ml de zumo natural de naranja
150 ml de aceite virgen extra de oliva
2 manzanas ralladas y rociadas con zumo de limón
3 huevos L (he aprovechado 4 claras y añadido 1 huevo entero)
1 sobre de levadura Royal o 3 sobres dobles de gasificante "El tigre"
1 cucharadita de extracto de vainilla (he puesto canela molida en su lugar)
1 cucharada de melaza (miel de caña)
1 cucharadita de café soluble
100 gr. de chips de chocolate negro
Una pizca de sal

Elaboración:

Pre calentar el horno a 180º calor arriba y abajo.

Tamizar la harina junto con la levadura, el cacao, la canela (si la ponemos) y la sal.

Montar las claras a punto de nieve fuerte junto con la mitad del azúcar. Reservar.

Batir las yemas junto con la otra mitad del azúcar; añadir el aceite en forma de hilo, las natillas y el zumo de naranja. Si ponemos el extracto de vainilla, este es el momento; añadimos también las manzanas ralladas.

Incorporar poco a poco la harina reservada; añadir los chips de chocolate. Mezclar bien hasta integrarlo todo y por último, unir las claras montadas con movimientos envolventes para que se bajen lo menos posible.

Forramos un molde rectangular con papel sulfurizado y ponemos la masa; meter en el horno y cocer durante unos 30-40 minutos aproximadamente. Ya sabéis que el tiempo es orientativo y debemos vigilar el horno. Transcurrido el tiempo de horneado, comprobamos que esté bien hecho pinchando con una brocheta y si sale seca, estará listo.

Sacamos a una rejilla y esperamos unos minutos antes de des moldar. 

¡Buen provecho!








domingo, 6 de marzo de 2016

ALBÓNDIGAS DE BACALAO EN SALSA DE GAMBAS



Hoy toca algo salado; siiii ya sé que el 99 % de las recetas que publico son dulces o panes, pero estas albóndigas quedaron tan buenas que no he podido resistirme a compartirlas con todos vosotros.

La receta no tiene mucha complicación; es algo laboriosa, si, pero el resultado bien merece la pena. El único requisito para que la receta salga bien rica, es utilizar productos frescos.

ALBÓNDIGAS DE BACALAO EN SALSA DE GAMBAS

Ingredientes:

Para las albóndigas:

Unos 800 grs. de bacalao fresco
Un huevo M
Miga de pan del día anterior
Algo de leche para remojar el pan
Perejil fresco finamente picado
Ajo y cebolla en polvo
Pimienta recién molida
Sal
Harina para rebozar
Aceite de oliva virgen extra, para freir

Para la salsa:

200 gr. de gamba fresca (peso ya pelada)
Caldo de cocer las cabezas de las gambas
Una cebolla
Un par de dientes de ajos
Pimentón dulce o picante (a gusto)
Una guindilla (opcional)
Perejil picado
Vino blanco
Sal
Dos cucharaditas de maicena (para ligar la salsa)

Elaboración:

Limpiamos el bacalao bien de espinas y quitamos la piel. Yo he picado la carne del bacalao a cuchillo pero si os gusta mas fina, podéis utilizar una picadora.

Ponemos la carne del bacalao en un bol y le añadimos los demás ingredientes de la masa, mezclamos bien;  dejamos un par de horas para que se mezclen bien todos los sabores.

Formamos las albóndigas, las enharinamos y las vamos friendo en una cazuela con aceite de oliva; solo dorarlas y sacar a una fuente con papel absorbente. Reservamos.

Quitamos parte del aceite de la fritura y salteamos las gambas un par de minutos. Las sacamos y reservamos también.

En la misma cazuela, pochamos la cebolla y los dientes de ajos a fuego suave. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos las albóndigas y regamos con el caldo de la cocción de las cabezas de las gambas. Espolvoreamos con perejil picado e incorporamos las gambas. 

Movemos la cazuela con delicadeza pues las albóndigas son algo delicadas y se pueden romper. Si vemos que la salsa está algo clarita, disolvemos un par de cucharaditas de maicena en un poco de agua y se la echamos para que espese un poco. Dejamos cocer un par de minutos y ¡listo! 

¡Buen provecho!











viernes, 26 de febrero de 2016

BOLLITOS DE LECHE CON ACEITE DE OLIVA


Los que me soléis visitar ya conoceréis mi "debilidad" por la bollería casera; y es que  no hay mayor satisfacción que ver el proceso de elaboración de estos dulces. Disfruto mezclando ingredientes y metiendo las manos en la masa; luego viene el "milagro" de la fermentación y la maravillosa transformación de la masa en el horno. Y para terminar, esa sensación de bienestar que produce el delicioso aroma mientras se hornean y que se esparce por toda la casa....

La receta está sacada de un pequeño libro de repostería Monacal que compré hace años. Las cantidades las he tenido que reducir porque eran casi industriales, así que dividí la receta por cuatro y este es el resultado...

BOLLITOS DE LECHE CON ACEITE DE OLIVA

Ingredientes:

Pre fermento:

125 ml de agua
125 gr. de harina de fuerza
10 gr. de levadura fresca de panadería

Masa:

1 huevo L
125 ml. de agua
125 ml de aceite de oliva virgen extra
250 ml de leche entera
100 gr. de azúcar
10 gr. de miel
15 gr. de levadura fresca de panadería
750 gr. de harina de fuerza
una pizca de bicarbonato
5 gr. de sal
ralladura de limón (opcional)


Elaboración:

La noche anterior elaboramos el pre fermento; disolvemos la levadura en el agua y mezclamos con la harina hasta conseguir una mezcla homogénea. Dejamos reposar una media hora y la metemos en la nevera para que fermente durante toda la noche.

A la mañana siguiente, sacamos el pre fermento de la nevera un par de horas antes de ponernos con la elaboración de la masa.

Para amasar he utilizado mi panificadora; ponemos el huevo batido, la levadura disuelta en la leche, el pre fermento, la miel, el azúcar y la mitad del agua ( no ponemos los 125 ml de golpe, según veamos la textura de la masa, se la añadimos poco a poco). Por último incorporamos la harina, el bicarbonato y la sal; ponemos el programa solo amasado, cuando termine, dejamos reposar unos 15 minutos y volvemos a poner el mismo programa.

Cuando veamos la masa con una textura suave y sedosa ya estará lista para pasarla a un bol aceitado y tapada con film, para que doble su tamaño.




Una vez ha fermentado, ponemos la masa sobre la encimera aceitada, des gasificamos y hacemos porciones de unos 70 gr. (con ese peso nos salen 24 bollitos), boleamos y formamos los bollitos. Ponemos las piezas en la bandeja del horno preparada con papel sulfurizado y dejamos de nuevo levar.

Pre calentamos el horno calor arriba y abajo a 180º.

Le damos tres pequeños cortes a cada bollo y los pintamos con leche; metemos en el horno durante 10-15 minutos. Cuando tengan un bonito color dorado, los sacamos a una rejilla para que se enfríen. 


NOTAS:
Como casi toda la bollería, congelan y des congelan en el micro perfectamente; lo cual es ideal porque salen muchas piezas y así podemos tenerlos a mano, cuando nos apetezca darnos un "capricho" para un desayuno o una rica merienda. 




jueves, 18 de febrero de 2016

BOLLOS DE CREMA DE CACAO


Creo que hoy os va a gustar lo que os traigo; una receta de bollos tiernos y esponjosos rellenos de crema de cacao; en cuanto los vi en el blog de Chari supe que tenía que hacerlos si, o si. La receta original la podréis encontrar en su blog "Cosas de Chari" ; he cambiado el formato y el peso de las piezas, también he tenido que añadir algo mas de harina de la que pone en la receta original pues la masa me quedaba demasiado pegajosa e inmanejable. No es recomendable hacer eso, lo ideal es no poner todo el líquido de golpe e ir añadiendo a medida que vamos viendo la textura de la masa pero olvidé reservar algo del líquido y lo puse todo, así que no me quedó otra que ir añadiendo poco a poco harina hasta que obtuve la "pegajosidad" aceptable jajaja...
Amasé en la panificadora, me parece un aparato muy práctico para trabajar pequeñas cantidades de masa, pero vosotros podéis amasar tanto a mano como con cualquier otra máquina que tengáis.
Bien, vamos con la receta:

BOLLITOS RELLENOS DE NUTELLA

Ingredientes:

500 gr. de harina de fuerza (yo necesité unos 75 gr. mas)
250 ml de leche (si ponéis 500 gr. de harina no pongáis toda la leche de golpe)
2 huevos M
100 gr. de azúcar
80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
25 gr. de levadura fresca
1 cda. de azúcar vainillado
1 cda. de miel
1 pizca de sal

Crema de cacao para el relleno
leche para pintar los bollitos

Elaboración:

Disolver la levadura en 200ml de la leche tibia (ojo! tibia, no caliente!) El resto de leche lo reservamos por si necesitamos añadir mas líquido a medida que amasamos.
Poner en la cubeta de la panificadora, los huevos batidos, la leche con la levadura, la miel, el azúcar vainillado, el azúcar y por último la harina con la sal. Ponemos el programa solo amasado y vamos viendo la textura de la masa; si vemos que necesita algo mas de líquido, iremos poniendo poco a poco la leche reservada. Cuando termine el programa, dejamos que la masa repose unos 10-15 minutos y volvemos a poner el mismo programa para seguir amasando; en este momento iremos añadiendo la mantequilla en trocitos para que se integre bien. Dejamos acabar el amasado, sacamos la masa y la boleamos para dejarla reposar en un bol aceitado.
Esperamos a que la masa fermente hasta doblar su tamaño; no os digo tiempo porque esto suele llevar a confusiones, ya que el tiempo depende de muchos factores tales como la temperatura, humedad, etc. Así que lo mejor es tener paciencia y dejar que la masa se ponga "gordita" tranquilamente.

Tras el primer levado, aceitamos la encimera y ponemos la masa para des gasificarla. Hacemos porciones de unos 90 gr. (también los podéis hacer mas pequeños, eso a vuestro gusto).
Boleamos y estiramos con el rodillo; ponemos en el centro un buen "pegote" de crema de cacao y cerramos presionando bien los bordes.


Dejamos reposar en la bandeja del horno tapados con film transparente hasta que doblen de tamaño.


Una vez estén bien levados, pintamos con leche y metemos en el horno a 180º durante unos 15 minutos. El tiempo de horneado también depende del tamaño de los bollos, si los hacéis grandes como yo, os tardarán unos minutos mas.



Una vez adquieran un bonito color dorado, los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla, si sois capaces de esperar a que se enfríen porque tibios con un buen vaso de leche, son deliciosos.


NOTA:
Salen bastantes bollos y como es lógico no os vais a dar un atracón de bollos por muy buenos que estén así que mi consejo es que los que no consumáis en el día, los congeléis bien envueltos en papel film. Descongelan muy bien con unos 30 segundos de microondas y así podréis daros un capricho durante la semana.


miércoles, 3 de febrero de 2016

BIZCOCHO DE NATILLAS DE CHOCOLATE



¡Holaaaaa!!! ¿hay alguien por ahí? Con  lo abandonado que tengo el blog es casi seguro que os hayáis aburrido de venir a visitarlo. No os voy a dar excusas, simplemente son rachas de mayor o menor "inspiración reposteril".

Hoy quiero compartir con todos vosotros un bizcocho de chocolate de esos que no puedes dejar de comer; esponjoso, suave y con un delicado sabor a chocolate.
En esta ocasión la receta no la he "cogido prestada" de alguno de los blogs que me sirven de guía e inspiración; esta vez puedo decir que es fruto de mi curiosidad culinaria (y de la suerte! jajaja).
Claro que se puede mejorar, pero eso solo será cuestión de ir cambiando proporciones de los ingredientes, añadir o sustituir otros; pero así tal y como os lo presento, es delicioso. ¿Os animáis?

BIZCOCHO DE NATILLAS DE CHOCOLATE

Ingredientes:

425 gr. de harina de repostería
50 gr. de cacao Valor
250 gr. de azúcar blanco
200 gr. de azúcar moreno
45 gr. de agua caliente con una cucharada de Nescafé descafeinado
200 gr. de aceite de girasol
250 gr. de natillas de chocolate (las mías Hacendado)
125 gr. de chips de chocolate
6 huevos L
3 sobres de gasificante "El Tigre"
Una pizca de sal


Elaboración:

Pre calentar el horno a 170º

Separar las yemas de las claras; montar las claras con una pizca de sal y unas gotas de zumo de limón. Añadir el azúcar blanco cuando empiecen a subir. Reservar.

Mezclar las yemas con el azúcar moreno hasta integrar bien. Incorporar el aceite en forma de hilo mientras seguimos batiendo. Añadir las natillas y el agua con el Nescafé.

Cernir la harina junto con el cacao y los gasificantes e incorporar a la mezcla anterior.
Añadimos los chips de chocolate y mezclamos para que se repartan de forma uniforme. Por último, unimos las claras montadas con cuidado y de forma envolvente intentando que se bajen lo menos posible. Es una masa bastante densa, pero no os preocupéis, es normal.

Engrasamos un molde rectangular grande (yo prefiero forrar los moldes con papel de horno; me facilita el des moldado). Ponemos la masa en el mismo, y metemos en el horno a 170º-180º durante 45-50 minutos aproximadamente.
Ya sabéis que siempre os digo que el horno hay que vigilarlo; y no abrirlo antes de tiempo. Lo ideal es que no se abra antes de pasados los tres tercios del tiempo estimado de cocción.
Comprobamos con una brocheta que está bien hecho y sacamos a una rejilla; esperamos unos diez minutos antes de des moldar.

Cuando esté frío, podéis espolvorearlo con azúcar glass o como hice yo, poner chocolate blanco de repostería derretido por encima. Cuando el chocolate se enfría, es una delicia porque cruje en cada bocado....