domingo, 10 de mayo de 2015

BIZCOCHO DE CALABACÍN, CHOCOLATE Y ALMENDRA


Hoy os traigo un bizcocho especial para "chocoadictos", por su intenso sabor a chocolate negro; además, es un bizcocho esponjoso y algo húmedo; el sabor del cacao predomina porque no es muy dulce ni empalagoso. Un dulce exquisito tanto para el desayuno como la merienda, que no os dejará indiferentes. La receta original la encontré en el estupendo blog "Cocinando entre Olivos" , una web que me encanta visitar; como suele ser habitual, adapté la receta un poco para aprovechar algún ingrediente que estaba a punto de caducar (la harina de almendra) así que si algo no os gusta o no tenéis en ese momento, podéis elaborar la receta original o cambiar algún ingrediente; eso sí, respetando las cantidades porque ya se sabe que en repostería, no suele salir muy bien eso de improvisar....

Vamos con la receta:

BIZCOCHO DE CALABACÍN, CHOCOLATE Y ALMENDRA

Ingredientes:

300 gr. de calabacín
3 huevos L
280 gr. de azúcar moreno (si os gusta mas dulce, añadid algo mas)
120 gr. de leche de soja
120 gr. de aceite de oliva virgen extra
150 gr. de harina de repostería + 2 cdtas. extra
100 gr. de harina de almendra
8 gr. de levadura Royal
4 gr. de bicarbonato sódico
1/2 cdta. de sal
75 gr. de cacao Valor
!00 gr. de pepitas de chocolate negro
1 cdta. de canela molida


Preparación:

Lavar bien los calabacines, quitar las puntas y trocear un poco para picarlos en la Thermomix. Trituramos unos 5 segundos a velocidad 4; comprobamos que queden troceados finamente, de no ser así repetimos la operación.

Añadimos al vaso los huevos y el azúcar; mezclar unos segundos. Seguidamente echamos la leche y el aceite y volvemos a mezclar.
Tamizamos la harina, el cacao, la levadura, la sal, la canela y el bicarbonato e incorporamos a la mezcla anterior; lo podéis mezclar en la Thermomix o como a mi me gusta hacer, en un bol. Ponemos también la harina de almendra y por último los chips de chocolate enharinados con las dos cdtas. de harina extra.

Forramos un molde de plum cake grande con papel sulfurizado, echamos la mezcla e introducimos en el horno pre calentado a 180º con turbo durante 50-60 minutos. El tiempo dependerá de cada horno como siempre os digo, vigilad a partir de los 40-45 minutos y comprobad la cocción con una brocheta.

Una vez cocido, sacamos a una rejilla y dejamos reposar unos minutos antes de des moldar para que termine de enfriarse.

Podemos espolvorear con azúcar glas para que quede mas vistoso. Yo lo he puesto "guapo" para la foto del corte.....


sábado, 25 de abril de 2015

MUFFINS DE PLÁTANO, AVELLANAS Y CHIPS DE CHOCOLATE


Como suele suceder de un tiempo a esta parte, de nuevo me gustaría pediros disculpas a todos los que seguís mi blog; ya no publico tan a menudo como antes y no es porque haya dejado de gustarme la repostería ni nada de eso, sólo que ahora horneo de vez en cuando y aunque me encantaría estar todo el día con las "manos en la masa", no me es posible.

Se que me vais a perdonar en cuanto veáis estos deliciosos muffins, (o eso espero jajajaja). La receta la encontré en una web genial "Tu eres el Chef" un blog del que disfruto y aprendo gracias a sus preciosas fotos y deliciosas recetas; no dejéis de visitarlo porque merece la pena.

La receta original es para elaborar un pan de plátano o Banana Bread como viene en el blog. Leí los ingredientes y la forma de preparación y se me antojó en cuanto terminé de ver la entrada; solo he quitado la nutella (porque no tenía en ese momento) y he añadido unos chips de chocolate. También he cambiado el formato; los hice en forma de muffins, así conseguía unos bizcochitos individuales y además, ahorraba tiempo de horneado.

Vamos con la receta:

MUFFINS DE PLÁTANO, AVELLANAS Y CHIPS DE CHOCOLATE

Ingredientes:

315 gr. de harina de repostería + una cucharada extra
2 cdtas. de levadura Royal
1 cdta. de bicarbonato
1/2 cdta. de sal
1 cdta. de canela molida
1 cdta. de extracto de vainilla
3 plátanos muy maduros triturados
2 huevos L
140 gr. de azúcar moreno
80 gr. de azúcar blanco
Un yogur griego
60 gr. de aceite de girasol (la receta original, mantequilla derretida)
80 gr. de avellanas troceadas gruesas
2 cdas. de nutella (no puse)
100 gr. de chips de chocolate negro



Elaboración:

Pre calentar el horno calor arriba y abajo 180º
Preparar la bandeja de muffins con los papeles; si preferís hacer un cake, podéis poner toda la masa en un molde rectangular de 25 cm. de largo.

Tamizar la harina junto con el bicarbonato, la levadura, la canela y la sal. Reservar.

En otro bol, mezclar los ingredientes húmedos y los dos tipos de azúcar; excepto las avellanas y los chips.

Unir el contenido de ambos recipientes y mezclar lo justo como para integrarlo todo, cuidando de no batir ni mezclar en exceso. Añadimos las avellanas enharinadas (con la cucharada extra de harina ¿recuerdas?) y los chips de chocolate.

Ponemos la masa en las cápsulas para muffins; a mi me sirve de mucha ayuda una cuchara de las de servir helado; en cada cápsula pongo dos cucharadas y así todos los muffins salen aproximadamente con el mismo peso. 

Horneamos 20-25 minutos a 180º. Si lo hacemos en el molde de plum cake, el tiempo se alargará de 50 a 60 minutos. Pasado el tiempo, comprobamos con una brocheta; ha de salir un poco húmeda para que no nos queden muy secos.

Sacamos del horno y dejamos reposar en el molde unos 5 o 10 minutos antes de des moldar y pasarlos a una rejilla para que se enfríen.




viernes, 27 de marzo de 2015

BIZCOCHO DE CALABAZA, COMPOTA DE MANZANA Y AVENA

 
Una nueva receta, después de algún tiempo sin publicar; en esta ocasión un bizcocho jugoso y aromático. Tenía calabaza asada y compota de manzana, sobrantes de otras recetas y me puse a buscar por "San Google" una receta que se adaptase a mi necesidad de reciclaje jajajaja....

La receta original la encontré en el "Rincón de Bea"; tan solo la tuneé un poco para adaptarla a nuestros gustos, aunque estoy segura que la receta de Bea es deliciosa, como todo lo que tiene publicado en su precioso blog.

BIZCOCHO DE CALABAZA, COMPOTA DE MANZANA Y AVENA

Ingredientes:

350 gr. de calabaza asada triturada
100 gr. de compota de manzana casera
350 gr. de azúcar moreno
160 ml. de aceite de oliva virgen extra
200 gr. de harina integral
200 gr. de harina de repostería
50 gr. de copos de avena
4 huevos L
1 cucharadita de extracto de vainilla
1/2 cucharadita de extracto de naranja
1 cucharadita de levadura Royal
2 cucharaditas de bicarbonato sódico
1 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de nuez moscada
Una pizca de jengibre
Una pizca de sal
Nueces troceadas y azúcar glas para decorar (opcional)


Preparación:

Mezclar en un bol los dos tipos de harina, los copos de avena, la levadura, el bicarbonato, las especias y la sal.

En otro bol batir los huevos junto con el azúcar; añadir el aceite, las esencias, la calabaza asada y la compota; mezclar hasta integrarlo todo.
Incorporar a esta mezcla los ingredientes secos en un par de tandas removiendo pero sin batir en exceso; sólo hasta que se unan todos los ingredientes.

Engrasar o forrar un molde desmontable de unos 24-26 cm. de diámetro. Echar la mezcla y poner unas nueces troceadas por encima.

Hornear unos 60-70 minutos a 170º, calor arriba y abajo. Me gusta recordaros que cada horno es un mundo (pese a parecer pesada jijiji); el tiempo de horneado puede variar dependiendo de cada horno así que toca vigilar y pasado el tiempo, comprobad con una brocheta si está bien hecho. Si fuera necesario, añadir unos minutos más; si se dora demasiado por arriba, tapar con papel de aluminio.

Una vez cocido, sacamos a una rejilla y dejamos reposar 10-15 minutos antes de des moldar. Dejar que se enfríe del todo antes de espolvorearlo con azúcar glass.

domingo, 1 de marzo de 2015

BIZCOCHO DE VINO TINTO y COLA CAO


Hace bastante tiempo que vi esta receta de bizcocho y me llamó mucho la atención porque entre sus ingredientes, contaba con uno que pareció como poco, curioso: vino tinto.

Como suelo hacer, guardé la receta en mi carpeta de "pendientes" y allí quedó olvidada hasta que la semana pasada, Yure, una compi del gym, trajo un bizcocho para después de clase de zumba. He de decir que era el bizcocho de chocolate mas rico y jugoso y había probado; su textura era tan esponjosa y tierna y su sabor tan delicado que no pude por menos, que pedirle la receta; cuando me dijo que era el bizcocho de vino tinto me quedé gratamente sorprendida.

El fin de semana siguiente lo hice y os puedo asegurar que no será la primera vez que lo haga. Sencillamente, delicioso....

BIZCOCHO DE VINO TINTO Y COLA CAO

Ingredientes (para un molde de 20-22 cm de diámetro)

4 huevos L
200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente*
200 gr. de azúcar
200 gr. de harina de repostería
200 gr. de Cola Cao
110 gr. de vino tinto de buena calidad
1 sobre de levadura Royal

Para la cobertura:

100 gr. de chocolate postres Nestlé
50 gr. de nata líquida

*Utilicé aceite de girasol


Preparación:

Ponemos en el vaso de la Thermomix los huevos y el azúcar; programar 2 minutos, velocidad 2, sin temperatura.

Añadimos la mantequilla (en mi caso el aceite) y programamos 1 minuto, velocidad 3, temperatura 37º.

Incorporamos el Cola Cao y el vino tinto; 15 segundos, velocidad 3.

Añadimos la harina tamizada junto con la levadura y programamos 15 segundos, velocidad 3. Terminamos de mezclar con una espátula los posibles restos de harina de los laterales del vaso.

Echamos la mezcla en el molde que tendremos forrado con papel de horno o engrasado y enharinado.

Metemos en el horno pre calentado a 180º calor arriba y abajo y cocemos unos 35-40 minutos. Como siempre recomiendo, cada horno es diferente y el tiempo de cocción puede variar así que toca vigilar nuestro bizcocho y recordad no abrir el horno antes de pasadas las dos terceras partes de cocción. Comprobamos con una brocheta que está bien cocido y sacamos a una rejilla; dejamos unos 5 minutos de reposo antes de des moldar.

Cuando ya esté casi frío podemos ponerle la cobertura que tendremos preparada derritiendo el chocolate troceado en la nata caliente. La cobertura es opcional; solo tal cual, es un bocado delicioso, pero si os gusta mucho el chocolate, sin duda, con la cobertura es para morirse...

NOTAS:

No lo he mencionado en los ingredientes, porque la receta original no los pone pero yo le puse unos conguitos por encima antes de hornearlo (me pareció que no eran suficientes calorías jijiji)

Con la cocción se quedaron por dentro del bizcocho y sin la cobertura de chocolate. Se quedaron solo los cacahuetes de los conguitos, así que vosotros decidís si los ponéis o no.

Sea de una forma u otra, os lo recomiendo...


sábado, 7 de febrero de 2015

GALLETAS INTEGRALES DE AVENA, ACEITE DE OLIVA Y CHIPS DE CHOCOLATE DELICIOSAS


Hoy os propongo una receta sana y rica a mas no poder; si os gusta la avena tanto como a mi, estoy segura que os van a encantar estas galletas. 
Son sencillas en su elaboración y no se necesitan utensilios especiales, ni siquiera batidora; además con estos fríos que estamos padeciendo apetece encender el horno y pasar una tarde dulce y calentita "galleteando" ¿Os vais a resistir?

GALLETAS INTEGRALES DE AVENA, ACEITE DE OLIVA Y CHIPS DE CHOCOLATE DELICIOSAS

Ingredientes:

100 gr. de harina de avena integral
100 gr. de copos de avena
100 gr. de azúcar moreno (mejor moscovado)
100 gr. de chips de chocolate negro
100 ml. de aceite de oliva Virgen Extra
30 gr. de salvado de avena
5 gr. de semillas de sésamo
1 huevo M (unos 50-55 gr.)
1 cucharadita de café de levadura Royal
1 cucharadita de canela molida
Un pellizco de sal


Elaboración:

Pre calentar el horno a 170º calor arriba y abajo, sin aire.

Poner todos los ingredientes excepto los chips de chocolate en un bol y mezclar hasta integrar todo. Añadir los chips de chocolate e incorporarlos a la masa.

Formar bolitas de unos 20-25 gr. y ponerlas en la bandeja del horno forrada con papel parafinado. Aplastarlas ligeramente con la palma de la mano o con el fondo de un vaso.

Hornear a 170º durante 15 minutos aproximadamente o hasta que se vean los bordes ligeramente dorados.

Sacar del horno y dejarlas sobre una rejilla para que se enfríen. Aún calientes puede parecer que están algo blandas pero cuando se enfrían quedan deliciosa mente crujientes.

Aguantan perfectas varios días en una lata de galletas, no se ablandan y permanecen crujientes casi como el primer día.

No se puede pedir mas; sanas, ricas, crujientes y sencillas de elaborar. No podréis comer solo una....




domingo, 18 de enero de 2015

BOLLOS DE MASA DE ROSCÓN SIN LACTOSA


Quienes me soléis visitar, sabéis de mi inquieta curiosidad por probar nuevas recetas; me gusta experimentar en la cocina. Esta fórmula me llamó la atención porque hace poco que supe de la intolerancia a la lactosa de una compañera de gimnasio y pensé que sería buena idea darle una pequeña sorpresa preparando un dulce que pudiese tomar sin problemas.

La receta está sacada del estupendo blog "Tartidelicias". Su autora la elabora en forma de racimo de uvas; pero eso os lo dejo a vuestro gusto e imaginación.

Esta masa es la del roscón de reyes pero adaptada para los intolerantes a la lactosa; en mi afán de hacerla algo mas sana, opté por sustituir la mantequilla sin lactosa que lleva la receta original por aceite de girasol. 

El resultado es bastante satisfactorio, teniendo en cuenta que es una masa de brioche sin mantequilla ni leche; pero aún así, queda una miga tierna y esponjosa. ¿Os animáis a probarla?


Vamos con la elaboración:

BOLLOS DE MASA DE ROSCÓN SIN LACTOSA

Ingredientes:

-Masa madre:

130 gr. de harina de fuerza
70 gr. de leche de soja
5 gr. de levadura seca de panadería
1/2 cucharadita de azúcar

-Masa:

600 gr. de harina de fuerza
180 ml de leche de soja
8 gr. de levadura seca de panadería
60 gr. de azúcar invertido
60 gr. de azúcar
120 gr. de aceite de girasol
3 huevos L
5 gr. de sal
2 cucharaditas de agua de azahar
Ralladura de limón y de naranja

-Opcional para decorar: 

Guindas, fruta escarchada, almendra laminada, azúcar humedecido.




Elaboración:

Preparamos la masa madre la noche antes, mezclando todos los ingredientes. Dejamos reposar una media hora para que empiece a fermentar y la metemos en la nevera hasta el día siguiente.

Por la mañana sacamos la masa madre para que se atempere. 

Preparé la masa en la panificadora; ya sabéis, primero los líquidos y luego los sólidos. Programa solo amasado; cuando termine, sacamos la masa a la mesa engrasada y boleamos. Ponemos en un cuenco tapada con film para que fermente.

Cuando la masa haya doblado su volumen, la sacamos de nuevo a la encimera engrasada y hacemos porciones de unos 58 gr. aproximadamente. Boleamos y vamos poniendo sobre la bandeja del horno preparada con papel parafinado.

Tapamos con film aceitado y dejamos que fermente de nuevo.

Pre calentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo con aire.

Pintamos con huevo batido y adornamos con lo que hayamos elegido. Hornear unos 15-20 minutos o hasta que veamos que adquieren un bonito color dorado. 

Sacar a una rejilla para que enfríen (no pude resistir la espera y le hinqué el diente a uno, ¡que cosa mas buena Dios! jajaja)

Estas masas congelan muy bien; como salen bastantes bollos, suelo envolverlos en film y los congelo. Así tengo bollitos tiernos cada vez que me apetece; tan solo hay que darles unos segundos de microondas y quedan como recién hechos.

Deliciosos!!!





jueves, 8 de enero de 2015

ROSCONES 2015


Un año más quiero compartir con todos vosotros la hornada de roscones que elaboré para degustar el día de Reyes. Hice cuatro roscones medianos; y no, ¡no nos los comimos todos!. Regalé un par de ellos como suelo hacer todos los años.

La receta es la misma de otros años; la del libro de Thermomix 31, con pequeños cambios que sin duda, mejoran el resultado final. Aunque tal y como se explica en el libro sale muy bueno, el añadir una masa madre, un reposo lento y quitar algo de levadura, mejoran con creces la textura y la esponjosidad de la miga.

Os dejo la receta, las cantidades son para cuatro roscones medianos; así que si queréis menos, tendréis que reducir a la mitad.

ROSCÓN DE REYES TH 31 con masa madre

Ingredientes para cuatro roscones medianos:

1-Masa madre:

  200 gr. de harina de fuerza Harimsa
  120 gr. de leche 
  4 gr. de levadura seca de panadería
  2 cucharaditas de azúcar


La noche antes de la elaboración, mezclamos los ingredientes de la masa madre, formamos una bola, tapamos con film y dejamos una hora de reposo antes de meterla en la nevera para que fermente durante toda la noche.

Por la mañana, sacaremos la masa madre un par de horas antes de utilizarla para que se atempere y termine de fermentar.


2-Infusión:

  140 gr. de leche
  canela en rama
  Pieles de naranja y limón


Poner todos los ingredientes en un cazo y darle un hervor. A mi me gusta hacerla la noche antes para que la leche adquiera bien todos los sabores. Cuando la vayamos a utilizar ha de estar tibia o a temperatura ambiente, la colaremos y pesaremos y si fuera necesario, completaremos los 140 gr. con algo mas de leche pues al hervir, siempre evapora un poco.

  


Ingredientes y elaboración de la masa final:

Masa:

Toda la masa madre
140 gr. de leche infusionada
900 gr. de harina de fuerza Harimsa
240 gr. de azúcar
140 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
11 gr. de levadura seca de panadería
4 huevos L
40 gr. de agua de azahar
30 gr. de ron (si no queréis poner alcohol, sustituir por leche o zumo de naranja)
2 cucharaditas de miel (si tenéis azúcar invertido, mejor)
Ralladura de una naranja y de un limón
Pizca de sal

Para adornar:

Fruta escarchada, almendra fileteada y azúcar humedecida con agua de azahar.



Elaboración:

Colar la infusión y pesar de nuevo, añadir algo mas de leche hasta completar los 140 gr.; añadir el agua de azahar y el ron. Reservar.

En el bol de la amasadora poner los 900 gr. de harina mezclada con la levadura de panadería, el azúcar, los huevos, la sal,. la miel, la masa madre y la mitad de la mezcla de leche que teníamos reservada.
El motivo por el que no ponemos todo el líquido de una vez es porque es preferible ir añadiéndolo según nos pida la masa. Como dice el maestro Ibán Yarza, es mejor corregir con el líquido que añadir mas harina porque así descompensamos la receta.
Todas las harinas no absorben igual los líquidos; en este caso, tuve que añadir algo mas de leche porque la masa se quedaba muy seca.

Cuando tengamos todos los ingredientes mezclados, incorporamos la mantequilla en trocitos. No os preocupéis porque parece que no se integra pero seguid amasando y en unos minutos se unirá todo. Amasar hasta que la masa esté suave, lisa y elástica; podemos hacer la prueba de la membrana cogiendo una pequeña porción de masa entre los dedos; la masa ha de poder estirarse hasta quedar casi transparente sin que llegue a romperse.

Una vez esté lista la masa, dividimos en dos partes iguales y formamos unas bolas. Aceitamos un par de boles y ponemos las masas, tapamos con film transparente; dejamos un par de horas en reposo antes de meterlas en la nevera para que fermenten durante toda la noche.


A la mañana siguiente, sacamos las masas de la nevera y dejamos que sigan levando a temperatura ambiente. Cuando ya hayan doblado su volumen, formamos los roscones; cada bola la dividí en dos con lo que obtuve cuatro roscones medianos.

Dejamos los roscones que hagan el segundo levado en las bandejas de horno preparadas con papel sulfurizado; a mi me gusta pintarlos con huevo batido dos veces, una en este momento y otra antes de introducirlos en el horno. Los tapamos con film con cuidado de que no quede demasiado pegado para que tengan espacio para fermentar sin problema.


En este levado tendremos que tener paciencia, pues debido al frío de estas fechas y a la poca cantidad de levadura, tardarán unas dos o tres horas; es muy importante que dejemos que doble de tamaño si queremos que nos quede esponjoso y blandito. Si vemos que les cuesta levar, podemos "ayudarlos"; calentamos el horno a 40º y lo APAGAMOS. Metemos los roscones en el horno APAGADO para que terminen de fermentar.

Una vez los tengamos bien gorditos, los pintamos de huevo batido, ponemos fruta escarchada, almendras fileteadas y azúcar humedecido con agua de azahar y los metemos en el horno pre calentado a 180º con el calor del ventilador. Utilizo solo el ventilador porque horneo dos roscones de una vez; cosa que no podría hacer si utilizase las resistencias de arriba y abajo pues el de arriba se quemaría por encima y el de abajo se tostaría en su base.


Hornear unos 20 minutos, pero como siempre digo, esto depende de cada horno así que toca vigilar para que no se nos pasen de horneado.

Una vez horneados, sacamos a una rejilla para que se enfríen y a degustar un buen pedazo recién hecho con un vaso de leche con cola cao o un café.

La verdad es que parece mucho trabajo, pero en realidad los tiempos de levado no tienes que estar pendiente y puedes estar haciendo otras cosas mientras.
Merece la pena, no tiene nada que ver con los que nos venden en panaderías y grandes superficies; además de la satisfacción de comernos un roscón hecho por nosotras con ingredientes totalmente naturales.

Os deseo todo lo mejor para este nuevo año...